Los profesionales más prominentes de adquisiciones y cadena de suministro saben que ya no es suficiente con seguir las mismas listas de verificación trilladas de los procedimientos corporativos de adquisición y aprovisionamiento. Ante el entorno comercial intensamente competitivo y la evolución demográfica de los clientes de hoy, cada vez más empresas están contando con sus cadenas de suministro para ofrecer tanto ahorros en los costos estratégicos como valor agregado.

Sea usted un profesional experimentado en el área de adquisiciones o un ejecutivo cuyas responsabilidades incluyen la diversidad de proveedores, está lidiando con un entorno empresarial global que se vuelve cada vez más diverso. Por ejemplo, ya existen más de 1000 empresas de tecnología de la información en Estados Unidos que pertenecen a mujeres y minorías, que incluyen desde empresas nuevas hasta otras ya asentadas con ingresos anuales cerca de los USD 100 millones. La mayoría de estas compañías operan a través de fronteras nacionales y en varias disciplinas de TI.

Si trabaja para una empresa que afirma valorar la diversidad y la inclusión en el lugar de trabajo, tiene sentido para la empresa implementar un programa inclusivo y atractivo de diversidad de proveedores. Comencemos con una definición básica: Un programa de diversidad de proveedores es un programa proactivo que incita a la adquisición de bienes y servicios de empresas que pertenecen a una diversa sección representativa de distintos grupos de personas, que incluyen, entre otros, a minorías, mujeres, discapacitados, la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales) y los veteranos.

Incluso en las empresas con la mejor de las intenciones, los programas y las políticas de adquisición de proveedores diversos a veces no son suficientes. El truco radica en desarrollar un programa de diversidad de proveedores sólido, atentamente supervisado, que ofrezca retornos cuantificables sobre la inversión y que no sea solo una pieza atractiva para presumir en su sitio web o en su informe anual.

EVITE ESTOS CUATRO ERRORES COMUNES

¿Cómo puede darse cuenta si es necesario realizar algún trabajo en sus programas de diversidad de proveedores? Aquí se detallan cuatro señales de advertencia que indican que podrían haberse salido de su curso:

  • Espera (y acepta) estándares más bajos de calidad, precisión y puntualidad de las empresas propiedad de minorías o de mujeres que de otros proveedores.
  • Debe depurar periódicamente los datos de sus comerciantes para asegurarse de que sus números de diversidad se vean aceptables, sin lanzar ninguna iniciativa de diversidad nueva.
  • Solo controla sus proveedores principales, pero no ha implementado un programa de diversidad de proveedores para sus proveedores de Categoría II a IV.
  • No cuenta con ningún proceso efectivo para incluir perspectivas diversas y únicas en las decisiones pertinentes a la cadena de suministro de su empresa.

Ya que Estados Unidos celebra el Mes de la Historia Afroamericana, es un excelente momento para revisar los programas de gestión de la cadena de suministro de su organización. Los líderes intelectuales de hoy son las empresas que orientan, se asocian e involucran de manera activa a sus proveedores diversos de primera y segunda categoría, sentando un precedente para el futuro de la diversidad de proveedores. ¿Se mantiene al tanto de las mejores prácticas de la industria para la diversidad de proveedores?

También existe una ventaja oculta en contar con un programa proactivo de diversidad de proveedores. En el mercado laboral altamente competitivo de la actualidad, no es inusual contratar a un consultor o contratista destacado que pertenecía a un proveedor. Con tremenda competencia por el talento, y en especial el talento diverso, resulta útil tener varias fuentes que alimenten su canal de comercialización.

Por lo tanto, si en verdad desea atraer a los mejores y más brillantes talentos nuevos, ahora tiene otra buena razón para 1) lanzar un programa de diversidad de proveedores, o bien 2) expandir sus programas actuales para comprometerse aún más con sus proveedores diversos en la cadena de suministro.